Raúl Pérez


Raúl Pérez enólogo

El enólogo que respeta la naturaleza

Raúl Pérez se toma a la naturaleza muy en serio. Su prioridad es ejercer la mínima influencia en la uva. Así entiende el vino. Observar cada terreno, cada clima y los tiempos de maduración de cada variedad es la base de su trabajo, un trabajo que incide en la capacidad del vino de expresarse sin apenas tocarlo, sin aditivos que lo transformen, quitando protagonismo a la madera y dejando que cada añada se modifique sola, consiguiendo así vinos no estandarizados. Tal método de trabajo dota de un sello inconfundible a sus vinos, idóneos para beber desde su puesta en el mercado y consiguiendo que, tras 15 o 20 años de botella, continúen mostrando carácter y frescura.